Receta de Arroz a la Cubana

Arroz a la Cubana

Esta receta de arroz a la cubana es una receta fácil y rápida de preparar. En esta ocasión, hemos explicado la receta de arroz a la cubana más antigua y, aunque está realmente rica, hoy en día se suele preparar con tomate frito industrial en vez de la salsa de tomate casera y así la receta es aún más rápida y sencilla, ideal para las personas que disponen de poco tiempo. Esta exquisita receta de arroz a la cubana es una de las recetas más populares y exitosas del mundo de la gastronomía puesto que es una receta fácil, una receta económica y una receta que, curiosamente, encanta a los niños quienes disfrutan de lo lindo con este delicioso arroz a la cubana! Además, se trata de una receta de arroz muy nutritiva y equilibrada, ideal para prepara como plato único puesto que dispone de los hidratos de carbono y las proteínas necesarias para una comida completa. En definitiva, la receta de arroz a la cubana, es una receta básica y necesaria en cualquier recetario, seguro que te entusiasmará!

Receta de Arroz a la Cubana

Tiempo Total: 30 Minutos

Ingredientes

  • Arroz: 200 gramos
  • Agua: 1,5  litros
  • Ajo: 3 dientes
  • Huevos: 4 unidades
  • Tomates maduros: 1 kilo
  • Cebolla: 1 mediana
  • Azúcar: 1/2 cucharadita
  • Aceite de oliva: 1 chorrito
  • Orégano: 1/2 cucharadita
  • sal: 2 cucharaditas

Preparación

  • Ponemos el litro y medio de agua en una olla. Le añadimos 1 diente de ajo y 1 cucharadita de sal y la llevamos al fuego
  • Cuando hierve, le agregamos el arroz, lo removemos y lo dejamos cocer durante unos 14 minutos, hasta que el arroz quede tierno. Es importante removerlo de vez en cuando porque el arroz tiende a pegarse y podría quedar como una pelota
  • Mientras, preparamos el tomate frito lavando los tomates, pelándolos y triturándolos
  • Por otro lado, se pelan y trocean los dos ajos restantes y la cebolla y se sofríen en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que los ajos queden doraditos
  • Cuando los ajos están tostaditos, se añade el tomate triturado, la sal, el orégano y el azúcar. El azúcar no es para dar sabor sino para neutralizar la acidez del tomate
  • Vamos removiendo la salsa de tomate para que no se pegue en la sartén y la dejamos cocer durante unos minutos, hasta que el tomate evapore la parte más líquida y quede una salsa ligeramente espesa y cremosa
  • Por otro lado, cuando el arroz ya está cocido, se retira del fuego y se escurre bien. Si se desea, se puede regar con agua para quitarle el almidón y que quede un arroz más suelto y desgranado
  • Con la ayuda de una cuchara, llenamos un vaso con arroz y, cuando el aso está lleno, prensamos ligeramente el arroz. Con un movimiento ágil, se gira el vaso encima de un plato y retiramos el vaso de manera que nos quede un montoncito de arroz con la forma del vaso
  • Regamos el montoncito de arroz con la salsa de tomate
  • A parte, ponemos un poquito de aceite en una sartén limpia y lo llevamos al fuego. Cuando el aceite está caliente, cascamos un huevo y lo echamos dentro de la sartén con un poquito de sal
  • Dejamos freír el huevo hasta que queda la clara bien cocida y blanca y la yema ligeramente cruda
  • Presentamos el huevo al lado del montoncito de arroz bañado con la salsa de tomate y, si se desea, decorado con una hojita de perejil y se sirve

Comparte este artículo!