Receta de Berenjenas Rellenas y Ligeras

Berenjenas Rellenas y Ligeras

Hay muchas maneras de preparar las berenjenas rellenas pero nos ha parecido interesante esta receta por su bajo contenido calórico. Esta receta de berenjenas rellenas es muy sencilla y rápida de preparar y resulta muy apropiada para aquellas personas que llevan a cabo algún tipo de régimen tanto por su bajo nivel calórico como por sus muchas propiedades.

Receta de Berenjenas Rellenas y Ligeras

Tiempo Total: 35 Minutos

Ingredientes

  • Berenjenas: 2 medianas
  • Carne magra picada: 200 gramos
  • Leche desnatada: 1 vaso
  • Harina: 2 cucharadas soperas
  • Pimiento verde: 1 pequeño
  • Cebolla: 1 mediana
  • Tomates: 2 o 3 medianos
  • Ajo: 1 diente
  • Sal: 1 pellizco
  • Aceite: 1 chorrito

Preparación

  • Se limpian las berenjenas y se parten por la mitad longitudinalmente. Una vez partidas se disponen en una bandeja del horno, se salpimientan y se dejan cocer a temperatura media durante 15 minutos aproximadamente
  • Mientras se cuecen las berenjenas se prepara un poco de bechamel poniendo el aceite, un poquito de sal y la harina en un cazo y cociéndolo a fuego lento mientras se le va agregando poco a poco la leche sin dejar de remover con unas varillas
  • Cuando las berenjenas ya están cocidas se sacan del horno y se vacían ligeramente con la ayuda de una cucharita procurando no apurar mucho para que nos e rompan y reservando su carne para hacer el relleno
  • Por otro lado se lavan y trocean el ajo, la cebolla y el pimiento verde y se refríen en una sartén con un poco de aceite. Cuando están rehogados se añade la carne picada, la parte de la berenjena que hemos reservado anteriormente
  • Se remueven todos los alimentos de la sartén procurando que queden bien ligados y se dejan cocer unos pocos minutos más
  • Cuando el relleno está listo se rellenan las mitades de berenjenas con la ayuda de una cucharita, se cortan los tomates en rodajas y se disponen encima de las berenjenas rellenas (también se pueden poner champiñones) se salpimientan de nuevo y se ponen unos minutos más en el horno para acabar de gratinarlas
  • Es importante servir este plato bien caliente y se pueden gratinar tan solo con los tomates o también con un poco de queso rallado aunque este contenga más calorías

Comparte este artículo!