Consejos para las Piernas Cansadas

Las piernas cansadas son un problema que afecta cada vez más a la población. Hoy en día un 80% de las personas adultas sufren las molestias de las piernas cansadas, tanto si se trata de hombres como de mujeres aunque estas últimas suelen sufrir el problema de las piernas cansadas con más frecuencia debido a los problemas hormonales causados por la menstruación, la menopausia y otros estadios relacionados.Las causas más frecuentes que suelen provocar el problema de las piernas cansadas son básicamente por unos malos o insuficientes hábitos en nuestro estilo de vida. El poco ejercicio, el sedentarismo, la alimentación, la obesidad, la herencia y los períodos de cambios hormonales propios en las mujeres, son las razones más frecuentes por las que aparece este síntoma ya que todas estas razones inciden directamente sobre la circulación sanguínea y otras partes de la fisiología que pueden causar el cansancio en las piernas.

A continuación, presentamos 10 consejos que son determinantes para poder combatir las molestias de las piernas cansadas e incidir directamente sobre la salud general de todo el organismo mejorando así la calidad de vida.

Una Dieta Rica en Fibra
Los problemas intestinales como la irregularidad u otros, influyen directamente sobre la circulación sanguínea causante, en gran parte, del problema de las piernas cansadas. Una dieta rica en fibra contribuye a regular y a equilibrar todo el intestino para que funcione correctamente por esta razón se recomienda el consumo de frutas, verduras, frutos secos, legumbres y muchos cereales, etc.

Beber abundante agua
Los líquidos que ingiere el cuerpo son los encargados de eliminar toxinas y depurar todo el organismo en general. Beber abundante agua o derivados como los zumos, los caldos, las infusiones, etc ayudan a hidratar y a limpiar el cuerpo facilitando la eliminación de grasas y toxinas.

Piernas arriba

Cuando se sufre de piernas cansadas por falta de una óptima circulación sanguínea se aconseja dormir con las piernas ligeramente levantadas lo cual se puede conseguir fácilmente poniendo una almohada debajo de los pies. Otra manera de facilitar la circulación durante el sueño es acostándose sobre el lado izquierdo del cuerpo.

Ropa bien cómoda
Otra de las causas que dificultan la circulación de la sangre y conlleva el problema de las piernas cansadas radica en el hecho de llevar prendas de vestir inadecuadas o poco cómodas. Es aconsejable llevar prendas de ropa que o opriman o que sean demasiado ajustadas para que la circulación no se vea afectada. Por otro lado el uso de tacones excesivamente altos o suelas completamente llanas también pueden influir en ello, por este motivo se aconseja usar calzado que tenga dos dedos de tacón más que el resto de la suela facilitando el cansancio global de todo el cuerpo

Hacer ejercicio
Realizar toda clase de ejercicio en el que se ejercite toda la parte de las piernas contribuye a mejorar todo su funcionamiento. Los ejercicios más aconsejables para luchar contra las piernas cansadas son la natación, el ciclismo, correr o andar lo cual se puede hacer sin la necesidad de ir a un gimnasio aprovechando los trayectos para ir al trabajo o a casa.

Relajarse
El cansancio, el estrés y las presiones tienden a recaer en todo el cuerpo influyendo en su funcionamiento e incluso aumentando su peso lo cual perjudica seriamente a la parte posterior del cuerpo, las piernas. Es aconsejable que, en la mesura de lo posible, se intente relajar y tranquilizarse pues este puede ser la solución a varios problemas tanto físicos como mentales.

Duchas frías
Las temperaturas cálidas, sobretodo del verano, tienden a influenciar en el organismo vasodilatando los vasos y empeorando la circulación. Para combatir este síntoma no hay nada mejor que ducharse con agua fría intercalando con agua tibia ya que además de ser tonificante y relajante, el agua fría contrae los vasos sanguíneos y evita la sensación de dolor y de pesadez.

Rectificación de la postura
Es importante ir rectificando las posturas y, de ser posible, ir cambiandode posturas procurando no permanecer mucho rato sentado con las piernas cruzadas o de pie o etc.
Si se está en casa o en el trabajo y se siente la sensación de pesadez propia de las piernas cansadas se aconseja ponerse de puntillas y agacharse unas cuantas veces para que la circulación sanguínea vuelva a su flujo normal.

Hacerse masajes
Las piernas son el soporte de todo el cuerpo y aunque no nos demos cuenta trabajan mucho durante todo el día. Al terminar la jornada es muy aconsejable darse unos masajes en todas las piernas para que descansen y recobren su bienestar. La mejor manera de realizar un masaje para el cansancio de las piernas es empezando desde los pies e ir subiendo hasta los muslos donde se centrará la atención durante un rato insistiendo con movimientos rotatorios.

Avatar de fermuned Autor: fermuned
Título: Consejos para las Piernas Cansadas
Fecha publicación:
Fecha actualización:
Categoría: Artículos sobre Salud, Salud
Etiquetas:

Comparte este artículo!