Recetas de verano, llegan las dietas refrescantes

Menos calorías y más hidratación. Es la base para rediseñar nuestra alimentación cuando llega el verano. Con las altas temperaturas dejamos atrás los guisos calientes y condimentados y apostamos por las comidas ligeras y refrescantes.

gazpacho¿Cómo luchar contra el calor desde nuestra cocina? Las verduras y las frutas de temporada son nuestras aliadas. Su alto contenido en agua, fibra y vitaminas ayudan a saciar nuestro apetito, nuestra sed y nuestro calor. Nos hidratan, nos alimentan y además tienen menos aporte calórico que otros alimentos. La cesta de la compra cambia de colores y se llena de pepinos, berenjenas, melón, sandía, uvas, pimientos… Se trata de alimentos muy versátiles, los podemos cocinar de maneras bien diversas e incluirlos en cada uno de los platos de nuestro menú. Podemos abrir boca con un refrescante zumo de pomelo, seguir con una ensalada o una sopa fría como el gazpacho, utilizarlas de acompañamiento en nuestro plato principal de carne o pescado y como postre refrescarnos con un pincho de frutas, un sorbete de naranja o una gelatina frutal. Y a la hora de comerlas… es mejor consumirlas crudas para aprovechar mejor sus nutrientes ya que la cocción destruye gran parte de las vitaminas que contienen. Pero cuidado, consumir los alimentos crudos nos obliga a tener un especial cuidado en su limpieza y conservación. Los expertos recomiendan preparar y servir los alimentos inmediatamente para evitar la proliferación de gérmenes, lavar bien las frutas y las verduras, no exponer los alimentos a las altas temperaturas y tener mucho cuidado con las mayonesas que acompañen nuestros platos.

Comparte este artículo!