Receta de Pastel de Gelatinas

Pastel de Gelatinas

Esta receta de pastel de gelatinas, nos la ha enviado Ermi. Se trata de una receta muy original, sabrosa y vistosa! Además, Ermi nos aconseja que experimentemos con las múltiples posibilidades que ofrecen las gelatinas: con la forma, los colores y los sabores. También nos aconseja probar de agregar crema o de batir la leche evaporada previamente refrigerada (fijándonos previamente en las proporciones: cada 15 gramos de gelatina sin sabor se puede disolver hasta con 800 o 1000 ml. de líquido), o probando de poner trozos de fruta de la temporada, etc. Sobretodo aconseja experimentar! gracias Ermi!

Receta de Pastel de Gelatinas

Tiempo Total: 30 Minutos

Ingredientes

  • Gelatina de piña: 85 gramos
  • Gelatina de frambuesa: 85 gramos
  • Gelatina de pera: 85 gramos
  • Gelatina de uva: 85 gramos
  • Gelatina sin sabor: 15 gramos
  • Leche condensada: 1 lata grande (400 gramos)
  • Leche evaporada: 1 lata grande (400 gramos)
  • Agua: 1/2 taza

Preparación

  • Prepara anticipadamente las distintas gelatinas de sabores según la receta de la marca utilizada generalmente se disuelve en 1 taza de agua hirviendo y luego se le agrega 1 taza de agua fria)
  • Colocar cada sabor en recipientes separados y refrigerar hasta que cuaje bien
  • Luego cortar en cubos de 1 o 2 cm y mezclar cuidadosamente para que no se desformen los cubos y luego se reservan en el refrigerador
  • Hidratar la gelatina sin sabor en el agua fria durante 3 minutos en una cacerola
  • Pasado este tiempo se lleva al fuego bajo revolviendo constantemente hasta que esté bien disuelta y se deja enfriar un poco
  • Se coloca la leche evaporada en la licuadora junto con la leche condensada y la gelatina sin sabor ya bien disuelta y se bate todo hasta que sea completamente homogéneo
  • En el tipo de molde que desee, previamente rociado con anti-adherente de cocina o engrasado, coloque un poquito de la mezcla de leches
  • A continuación se echan algunos cubos de gelatina de sabores y mas mezcla de leches procurando que ésta llene todos los espacios entre los cubos. Se puede golpear un poquito el molde para que las posibles burbujas de aire salgan al exterior
  • Se mete en el refrigerador hasta que cuaje y ya estará listo para comerlo!

Comparte este artículo!