Receta de Magdalenas de Plátano y Semillas de Amapola

Magdalenas de Plátano y Semillas de Amapola

Esta fácil y rica receta de magdalenas de plátano y semillas de amapola, es una receta que encantará a toda la familia. Se trata de una receta de magdalenas que combina el dulce sabor del plátano con el peculiar y afrodisíaco sabor de las semillas de amapola, es una receta perfecta para acompañar el té, el café o ser el plato dulce de cualquier desayuno. Para poder disfrutar plenamente de esta exquisita receta, aconsejamos comer las magdalenas justo cuando están recién hechas puesto que, al día siguiente estarán un poco más duras, de todas formas, siempre se pueden calentar, durante unos pocos segundos en el microondas y gozar de las deliciosas magdalenas como si estuvieran recién hechas! Una receta dulce y delicada que conquistará vuestro paladar!

Receta de Magdalenas de Plátano y Semillas de Amapola

Tiempo Total: 25 Minutos

Ingredientes

  • Harina con levadura: 230 gramos
  • Azúcar: 125 gramos
  • Semillas de amapola: 2 cucharadas
  • Mantequilla: 50 gramos
  • Plátano: 1 maduro
  • Huevos: 2 unidades
  • Levadura en polvo: 1 sobre
  • Yogur natural: 4 cucharadas

Preparación

  • Enciende el horno a 200 grados
  • Mientras el horno se calienta, se pone la harina, el azúcar y las semillas de amapola en un bol
  • Por otro lado, se derrite la mantequilla en el microondas y se vierte en el mismo bol de la harina
  • Se pela el plátano, se machaca con la ayuda de un tenedor y se añade a los demás ingredientes junto con los huevos y el yogur
  • Se mezcla todo, con las varillas de cocina, hasta obtener una mezcla cremosa y homogénea
  • A parte, se distribuyen los papelillos para magdalenas en los huecos del molde para magdalenas
  • Con la ayuda de una cuchara, se distribuye la mezcla en cada uno de los papelillos para magdalenas
  • Se introduce el molde en el interior del horno y se deja cocer durante 15 minutos, hasta que las magdalenas hayan subido y dorado ligeramente
  • Se retiran del horno, se dejan enfriar a temperatura ambiente y se sirven aún calentitas!

Comparte este artículo!