Receta de Mouse de Chocolate

Mouse de Chocolate

La receta del mouse de chocolate es la apuesta perfecta para los amantes del chocolate. La mouse es un postre que no solo destaca por su suave sabor sino que además es muy preciado por su textura esponjosa y ligera que hacen que la mouse sea un preciado postre para los paladares más exigentes.

Receta de Mouse de Chocolate

Tiempo Total: 20 Minutos

Ingredientes para 4 personas

  • Chocolate: 1 tableta (150 gramos aproximadamente)
  • Azúcar: 9 cucharadas soperas
  • Mantequilla: 250 gramos
  • Huevos: 4 unidades

Preparación

  • Se rompen los huevos y se separan las claras de las yemas procurando que éstas no se rompan. Tanto las claras como las yemas se reservan a parte para utilizarlas más tarde.
  • Mientras tanto se calienta ligeramente la mantequilla para que se ablande un poco. Es importante calentarla solo un poco porque si se calienta demasiado se derretiría y tardaríamos más tiempo en preparar la mouse.
  • A continuación se le añade el azúcar a la mantequilla y se bate con unas varillas hasta obtener una textura espumosa.
  • A parte, se ralla el chocolate, se pone en un cazo con una cucharada de agua y se cuece lentamente al “baño María” removiéndolo para que no se queme.
  • Cuando el chocolate esta completamente derretido, y sin dejar de remover, se le va agregando poco a poco la mezcla anterior de mantequilla y azúcar.
  • A continuación, se van agregando, una a una, las yemas que anteriormente se han reservado mientras se va removiendo para que todos los ingredientes queden bien ligados y finalmente se retira del fuego.
  • Mientras se enfría la mezcla, se baten las claras a punto de nieve hasta que queden bien consistentes y se van agregando poco a poco, con la ayuda de una espátula, a la mezcla de chocolate.
  • Se remueve todo con mucha suavidad intentando no aplastar las claras ya que serán las que darán la textura de la mouse.
  • Se unta un molde con mantequilla, se vierte la mezcla en su interior y finalmente se pone en el frigorífico durante unas horas hasta que esté completamente frío.
  • Se puede servir solo o acompañado de nata montada o lo que se desee.

Comparte este artículo!