Dieta de la Limonada

Muchos conocen a la Dieta de la Limonada como la Dieta de Desintoxicación Master Cleanse. Es una dieta creada en la década de los 40 por Stanley Burroughs, haciéndose conocida mediante un libro muy popular de esa época en donde se ofrecía la posibilidad de perder peso en poco tiempo ganando energía.

La dieta se basa en la ingesta de limonada (que como ya comentamos en otra ocasión aquí tiene múltiples beneficios), si bien en algunos casos podrás notar que cambian algunos ingredientes la base es muy similar en todos los casos. Como siempre te aconsejamos desde este sitio, antes de comenzar cualquier tipo de dieta es fundamental que consultes con un profesional para ver si es apta para tu organismo. Recuerda que mantenerte sano es fundamental para tu calidad de vida.

Receta de la limonada:

  • 2 cucharadas de limón recién exprimido
  • 2 cucharadas de sirope de arce grado B
  • una pizca de pimienta de Cayena
  • 1 vaso de agua pura y fresca.

Aunque te parezca extraño la pimienta de Cayena es muy importante ya que será la encargada de brindarte vitamina C y B. En algunas zonas, además, le agregan un poco de té de menta para mejorar el gusto, o cáscara de limón, pero eso dependerá de los gustos de cada uno.

limonadaTen presente que cuando no se están incorporando alimentos sólidos, será necesario ayudar al aparato digestivo a eliminar el material sobrante y así evitar el estreñimiento con las consecuencias que acarrea para el organismo. Para eso se aconseja tomar un té laxante a base de hierbas cada mañana y también por la noche. Este té se debe tomar en ayunas.

En este tipo de dieta o ayuno, la limonada pasa a ser un sustituto del agua que deberíamos tomar cada día (entorno a dos litros), por lo que deberemos beber entre 8 y 10 vasos de la limonada que hayamos preparado durante todo el día para obtener buenos resultados. Este tipo de dieta debe ser realizada por un mínimo de diez días. Es bastante frecuente que las personas la lleven a cabo por un largo período de tiempo, siempre bajo el control de un médico.

Ten presente que el ayuno por largos períodos de tiempo debe ser estrictamente vigilado ya que los cultivos de los intestinos tendrán que regenerarse una vez concluido el ayuno y volvemos a nuestra dieta normal. Esto significa que se empezarán a ingerir zumos durante un día o dos, ir agregado sopas poco a poco para más tarde empezar con las frutas, verduras y nueces como parte de la etapa de adaptación antes de volver a nuestra dieta diaria.

Mediante la Dieta de la Limonada tu organismo estará en condiciones de eliminar toxinas y descongestionar tu organismo. Recuerda que no es una fuente completa de macronutrientes por lo que es considerada más un tipo de ayuno que una dieta completa y equilibrada.

La dieta se divide en diferentes etapas, te describiremos cada una de ellas para que puedas seguir sin problemas la Dieta de la Limonada.

  • Primera etapa, del día 1 al día 2: El primer día es de ayuno. En donde las funciones metabólicas irán cambiando. Tu corazón reducirá el ritmo cardíaco. Es normal que tu tensión arterial baje un poco y que te sientas más cansada de lo habitual. También puede llegar a dolerte levemente la cabeza, tener nauseas o mareo y mal aliento. La etapa de limpieza es la peor de todas. Tendrás momentos de mucho apetito.
  • Segunda etapa, del día 3 al día 7: El organismo se irá limpiando. Es normal que sientas tu piel más grasa de lo normal o que aparezcan algunas espinillas que antes no solías tener. Tu cutis se volverá más pálido y tu organismo comenzará a sentir menos apetito, este efecto ya será temporal. Tu aliento será desagradable y sentirás sequedad en la boca.
  • Tercera etapa, del día 8 al día 15: Esta es la última etapa del ayuno, comenzarás a sentir más energía y una marcada sensación de bienestar. Durante el ayuno se ha dado un proceso de curación y depuración del cuerpo alcanzando la fase óptima. El malestar que pasaste no debería ser malo ya que te permitió eliminar todas las toxinas.
  • Cuarta etapa, del día 16 al día 30: Tu organismo ya estará adaptado al proceso del ayuno. Su aliento volverá a ser agradable y ya no tendrás esa incómoda sensación de sequedad en la boca. La curación de los órganos ya casi está completada, habrás eliminado las toxinas y tu cuerpo se encuentra en condiciones de sustituir los tejidos que se han dañado.
  • Quinta etapa, ruptura del ayuno: Deberás empezar a comer muy pocas cantidades, e ir aumentando muy gradualmente en los días sucesivos para no forzar a tu sistema digestivo.

Si bien te hemos descrito esta dieta debemos decirte que tiene muchas críticas y desventajas. Es muy alta la carencia de nutrientes esenciales que se genera durante la etapa del ayuno por eso es fundamental que consultes con un médico. Tu organismo no estará recibiendo las proteínas, vitaminas y minerales necesarios para mantenerse sano.

En el caso de las personas que sufran intestino irritable a los síntomas antes mencionados se les debe agregar un malestar general bastante grande.

En el proceso de desintoxicación también existe la posibilidad de que el organismo esté eliminando bacterias que pueden ser beneficiosas para el cuerpo.