Alimentación para hipertensos

La hipertensión es una enfermedad que provoca que el corazón se dilate y se haga más grande mientras que las arterias se endurecen o se estrechen favoreciendo la formación de coágulos lo cual expone al organismo a sufrir flebitis, embolias, dolores de pecho e incluso infartos, además de impedir que los riñones hagan su función de limpiar la sangre. Todos estos síntomas provocan que el cuerpo y todo el organismo en general pueda padecer graves enfermedades renales y cardíacas.

Para evitar los problemas de tipo cardiovascular, consecuencia de la alta presión de la que sufren las personas hipertensas, hay algunos hábitos que son muy recomendables y que, uno a uno, vamos a analizar.
Entre estos ábitos se encuentra el hecho de disminuir las cantidades y proporcines de sal en las comidas y evitar, en cierta medida, aquellos alimentos que contengan sal o sodio ya que su consumo aumenta el peligro de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Por otro lado, también es muy importante controlar la dieta y el peso ya que el sobrepeso puede afectar considerablemente la tensión arterial evitando que la presión regrese a sus niveles saludables. Es por este motivo que unos de los primeros factores que hay que controlar a partir del momento en el que se diagnostica una hipertensión, es el peso corporal.

Es importante que además de impedir el consumo de sodio o sal, se condimenten los alimentos y los platos en general con otros alimentos naturales y evitar aquellos alimentos que esten precocinados o que ya vengan preparados de antemano y no se pueda controlar su composición. Es preciso conocer bien todos aquellos alimentos que se vayan a consumir ya que la mayoría de productos que enlatados o conservados contienen una gran cantidad de sal.

Por otro lado, es muy beneficioso el consumo de potasio para disminuir los efectos negativos de la presión alta. Es por este motivo que el consumo de alimentos con potasio como las frutas (sobretodo el plátano y la banana) y verduras crudas son fundamentales en las dietas de las personas que sufren de hipertensión. La ingestión de minerales como el calcio y el magnesio también están muy recomendados por lo que también es igualmente aconsejable el consumo de vegetales, legumbres y lácteos desnatados y deslactados.

Para poder combatir estos síntomas y mejorar el estado de la salud general de las arterias es preciso que a parte de llevar una alimentación equilibrada, se realice algún tipo de actividad aeróbica de forma habitual y moderada (unas tres veces por semana, unos cuarenta y cinco minutos) y evitar aquellos ejercicios físicos de carácter anaeróbico o que supongan esfuerzos demasiado pronunciados.

Está estudiado y comprobado que la adquisición de ciertos hábitos como los que hemos nombrado, contribuyen considerablemente en la mejora de la hipertensión y de la salud general de todo el organismo facilitando a la vez una mejor calidad de vida.

Avatar de fermuned Autor: fermuned
Título: Alimentación para hipertensos
Fecha:
Categoría: Nutrición, Salud
Etiquetas:

Comparte este artículo!