Receta de Paella de Arroz Negro

Paella de Arroz Negro

La receta de paella de arroz negro es una receta muy popular en España gracias a su intenso sabor y a su combinación de ingredientes que la hacen ser uno de los manjares más nutritivos del mediterráneo. Se caracterización del color es gracias a la tinta del calamar que no solamente le da un color oscuro sino que además le añade un aroma muy característico del mar.

Receta de Paella de Arroz Negro

Tiempo Total: 60 Minutos

Ingredientes para 8 personas

  • Calamar fresco: 1 kilo y 800 gramos
  • Tinta de calamar: 4 bolsitas
  • Ajo: 2 dientes
  • Cebolla: 1/2
  • Tomates de pera: 3 medianos
  • Arroz: 1 kilo
  • Agua: 2 litros
  • Aceite de oliva virgen extra: 1 chorrito
  • Azafrán natural: 7 gramos (1 pellizco)
  • Pastillas de caldo concentrado (de pescado o verduras): 1 pastilla grande

Preparación

  • En un cazo, se ponen 2 litros de agua junto con una pastilla de caldo (preferiblemente de pescado o marisco) y el azafrán. Se cuece hasta que hierve y se reserva para más tarde
  • Se limpian y trocean los calamares reservando su tinta en caso de que la tengan
  • También se pelan y trocean los ajos, la cebolla (algunos la rallan en vez de trocearla y también queda bien) y los tomates para preparar el sofrito
  • Se pone un chorrito de aceite de oliva en la paella y se sofríen los ingredientes anteriores (ajos, cebolla y tomates) a fuego lento
  • Cuando empiezan a estar cocidos se añade el calamar ya troceado y se deja cocer junto al sofrito durante 10 minutos (también a fuego lento)
  • Pasados los 10 minutos se añade la tinta de calamar y se remueve con una espátula de madera para que queden todos los ingredientes teñidos
  • A continuación se incorpora el arroz y se fríe durante un par o tres minutos junto al resto de ingredientes para que coja el sabor
  • Se añaden los dos litros de caldo preparado anteriormente. Es importante que el caldo esté hirviendo y que quede distribuido por toda la paella
  • Con la ayuda de la espátula de madera, de remueve muy poquito para acabar de distribuirlo todo
  • Se hace un pequeña degustación y se rectifica el punto de sal o de tinta para acabar de conseguir un sabor bien equilibrado
  • Cuando el sabor esté al punto, se deja cocer hasta que el arroz quede suelto y se haya bebido el caldo
  • Cuando ya está cocido, se retira del fuego y se tapa con una tapadora o con un paño de cocina limpio y se deja reposar durante unos 5 minutos
  • Se sirve bien caliente y se puede decorar con unas hojitas de perejil

Comparte este artículo!