Receta de Tarta fría de Yogur

Tarta fría de Yogur

Esta receta de tarta fría de yogur es una receta muy fácil de preparar y además resulta muy ligera y económica. Es una receta que permite variaciones como por ejemplo cambiar la miel por azúcar, o bien la leche y los yogures por leche de soja y yogures de soja. Muy aconsejable para las personas que desean cuidarse sin renunciar a todo el sabor de un buen postre. Una receta sencilla, baja en calorías y sabrosísima. La mejor manera de disfrutar de los dulces!

Receta de Tarta fría de Yogur

Tiempo Total: 240 Minutos

Ingredientes

  • Galletas integrales: 6 unidades
  • Yogur desnatado: 450 gramos
  • Leche desnatada: 1 vaso
  • Agar-agar (gelatina): 1 cucharada
  • Mermelada de frambuesa: 200 gramos
  • Jugo de limón: 2 cucharadas
  • Miel: 3 cucharadas
  • Margarina light: 50 gramos

Preparación

  • Se trocean y desmigan las galletas hasta que estén bien trituradas. Para facilitar el trabajo, se puede meter dentro de una bolsa de plástico, cerrarla y pasar el rodillo por encima.
  • Por otro lado, se funde la margarina en el microondas o a fuego lento en un cazo.
  • Se mezclan las migas de galleta con la margarina líquida hasta conseguir una masa.
  • Se pone la masa de galleta en el fondo de un molde y se aprieta bien para que queden bien prensadas en una fina base.
  • Aparte, se disuelven 2/3 de la gelatina en la leche, y cuando ya esté bien disuelta y sin grumos, se añade la miel y se lleva al fuego.
  • Se deja hervir la gelatina con la leche durante 1 minuto, procurando removerlo de vez en cuando para que quede una mezcla homogénea.
  • Cuando esté cocida se mezcla con el yogur.
  • Se vierte esta mezcla en el molde de las galletas, y se deja enfriar a temperatura ambiente.
  • Cuando se haya enfriado, se introduce en el frigorífico durante unas 3 ó 4 horas.
  • Mientras, se mezcla la mermelada con la gelatina restante y el jugo de limón.
  • Se lleva esta mezcla al fuego y se deja hervir durante 1 minuto.
  • Cuando esté la mezcla lista, se vierte cuidadosamente sobre la tarta y se vuelve a introducir en la nevera hasta el momento de servir.
  • Antes de servir, se puede decorar la tarta con unas frambuesas, frutos rojos variados o unas hojitas de menta.

Comparte este artículo!