Receta de Flan de Coco

Flan de Coco

El flan de coco es otra de las variaciones con las que se puede preparar un nutritivo y exquisito flan. Esta receta de flan de coco, no solamente es muy fácil de preparar sino que se caracteriza por su exquisito sabor capaz de enamorar al paladar más exigente. Por otro lado, el aroma afrodisíaco del coco combinado con la creemos dad y la suavidad del flan hacen de este postre, la mezcla perfecta para comer después de cualquier plato. Cabe recordar también sus cualidades nutritivas, pues el flan es uno de los postres con más proteínas y calcio que existe, lo cual es muy bueno para los más pequeños de la casa y para los no tan pequeños.

Receta de Flan de Coco

Tiempo Total: 50 Minutos

Ingredientes

  • Huevos: 3 unidades
  • Azúcar: media taza
  • Leche: 2 tazas y media
  • Coco rallado: media de taza (75 gramos)

Preparación

  • Se pone la leche a calentar en un cazo. Cuando está caliente se retira del fuego y se reserva
  • Por otro lado, se baten ligeramente los huevos con el azúcar y se vierten en la leche aún caliente
  • Se agrega el coco rallado a la mezcla y se bate cuidadosamente con unas varillas de cocina
  • En un cazo a parte de prepara el caramelo. Para ello, se pone el azúcar a calentar y poco a poco se va derritiendo
  • Cuando el azúcar adquiere una consistencia líquida y un color dorado, se vierte en el fondo de una budinera, flanera o el molde que se desee. Es importante hacerlo rápido puesto que el caramelo se solidifica rápidamente
  • A continuación, se vierte la mezcla anterior en el molde (encima del caramelo) y se tapa el molde con film transparente para evitar que se derrame la mezcla de su interior
  • Se pone el molde en otro recipiente con agua, procurando que el agua del recipiente cubra, al menos, hasta la mitad del molde
  • Se ponen ambos en el horno previamente calentado a temperatura media y se deja cocer (al baño María) durante 40 minutos aproximadamente
  • Pasado este tiempo se comprueba si está cocido introduciendo un pincho o un cuchillo en el flan. Si el cuchillo sale limpio es que el flan está listo, si por lo contrario sale completamente impregnado de la mezcla, es que aún le falta un poco de cocción (eso dependerá bastante del tipo de molde que se utilice)
  • Una vez cocido se deja enfriar bien y se desmolda. Es importante que esté bien frío puesto que si no es así, es muy fácil de que se rompa

Comparte este artículo!