Receta de Coulant de Chocolate

Coulant de Chocolate

El coulant de chocolate es uno de los postres más exitosos que existen. De aquí, que en muchas bodas lo tengan como uno de sus más ricos postres. La receta del coulant de chocolate es sencilla, aunque laboriosa, de preparar y el secreto del éxito radica en la temperatura por lo que es mejor prepararlos justo antes de comerlos.

Receta de Coulant de Chocolate

Tiempo Total: 15 Minutos

Ingredientes para 10 coulants de chocolate

  • Cobertura de chocolate (70% cacao): 250 gramos
  • Mantequilla: 175 gramos
  • Huevos: 5 unidad
  • Harina: 75 gramos
  • Azúcar: 125 gramos
  • Trufas (bombones): 10 unidades
  • Cacao: 1 cucharadita

Preparación

  • Se ponen las trufas o bombones en el congelador para que se congelen mientras se prepara la masa
  • Para preparar la masa se pone la mantequilla y la cobertura de chocolate en un recipiente y se pone en el microondas para que se fundan. Una vez que se han fundido se dejan enfriar hasta que estén tibios.
  • Por otro lado se separan, en dos recipientes, las claras de las yemas de los huevos.
  • Las yemas se baten y se mezclan con el chocolate y la mantequilla previamente enfriados (tibios). Se remueven estos tres alimentos hasta obtener una mezcla homogénea
  • A parte se agrega el azúcar a las claras de huevo y se baten a punto de nieve
  • Cuando las claras han cogido cuerpo se mezclan poco a poco con la mezcla anterior de las yemas, el chocolate y la mantequilla. Es importante no mezclarlas con exceso ya que entonces perdería la esponjosidad
  • Cuando la mezcla empieza a ser homogénea se le agrega la harina previamente tamizada. Se remueve nuevamente la masa con un movimiento de arriba a bajo siguiendo el criterio anterior de no mezclarlo demasiado para que conserve su esponjosidad
  • Una vez preparada la masa se preparan los moldes. Para ello, se untan con mantequilla y se espolvorean con cacao en polvo para evitar que se adhieran y poder sacar los coulants con facilidad
  • Se rellena ligeramente cada molde y en el centro de cada uno de ellos se coloca una trufa (o bombón) previamente congelada. Se acaba de cubrir cada molde con un poco más de masa y se pone en el horno previamente calentado a 170 grados durante 8 minutos
  • Deben servirse bien calientes

Comparte este artículo!