Receta de Alubias negras con Arroz

Alubias negras con Arroz

Esta receta de alubias negras con arroz, es una receta fácil y económica que, aunque precisa de un tiempo de preparación, vale la pena prepararla pues ya que se trata de una receta muy sabrosa y apetitosa. Es una receta ideal para preparar en las épocas de más frío puesto que contiene todos los nutrientes esenciales para que el organismo se mantenga intacto aún estando en temperaturas bajas. Un plato que apuesta para la salud, el ahorro y el sabor al mismo tiempo.

Receta de Alubias negras con Arroz

Tiempo Total: 60 Minutos

Ingredientes

  • Alubias de Tolosa: 300 gramos
  • Arroz: 250 gramos
  • Puerros: 1 mediano
  • Chorizitos: 4
  • Zanahorias: 2 medianas
  • Aceite: 3 cucharadas
  • Sal: 1 pizca
  • Pimienta blanca: 1 pellizco

Preparación

  • La noche anterior a la preparación de la receta, se meten las alubias en un cazo lleno de agua, para que las cubra bien, y se dejan en remojo durante toda la noche
  • El día de la preparación, se ponen en un puchero lleno de agua fría (1 litro y 1/2 aproximadamente), un poquito de sal y un chorrito de aceite y se llevan a la ebullición
  • Por otro lado, se pelan las zanahorias y se parten por la mitad
  • Se meten las zanahorias en el puchero y se dejan cocer durante al menos 30 minutos
  • A parte, se pinchan los chorizos y se echan al puchero
  • Mientras se va cociendo, se pelan y pican los puerros, la cebolla y el ajo
  • Se meten estos ingredientes en la sartén junto con un par de cucharadas de aceite, un poquito de sal y de pimienta y se deja rehogar durante unos 10 minutos
  • Cuando el sofrito está listo se echa al puchero y se mueve ligeramente, cogiéndolo con cuidado por las asas, para que todo quede mezclado
  • A los 10 minutos de cocción, se lava el arroz y se añade al puchero
  • Se prueba la salsa, se rectifica la sal y se deja cocer durante 30 minutos más (deberá haber cocido un total aproximado de una hora)
  • Se deja reposar un poco antes de servir para que la salsa espeso un poco
  • Finalmente, se sirve en platos individuales procurando que toque, al menos, un chorizito para cada persona

Comparte este artículo!