Dieta básica disociada

Este ejemplo de dieta disociada podría considerarse como un de las bases de este tipo de dietas a la hora de combinar o mezclar según qué alimentos o platos.

Por otro lado, existen otros aspectos que influyen directamente en la dieta y en su resultado como el hecho de realizar algún tipo de ejercicio aeróbico a diario y beber una media de dos litros al día. Todo ello contribuye en la limpieza del organismo y en otros muchos aspectos entre los cuales también se encuentra el carácter.

Desayunos y meriendas

  • Café o te.
  • Un yogur desnatado.
  • Una tostada con mermelada Light.

ó

  • Fruta al gusto, puede comer la fruta que más le guste en la mesura que desee.

Para comer

Menú 1:

  • Pescado
  • Ensalada vegetal

Menú 2:

  • Carne magra al gusto.
  • Ensalada al gusta

Menú 3:

  • Ensaladas variadas o frutas variadas o arroz integral.

Menú 4:

  • Mariscos al gusto (evitando las frituras) o ensalada.

Menú 5:

  • Pollo a la plancha, al ser posible sin la piel ya que es donde se encuentra la mayor concentración de grasas y toxinas.
  • Ensalada al gusto.

Puede combinar estos menús entre comidas y cenas y los días de la semana y puede ampliarlo procurando seguir las pautas a la hora de combinar los alimentos ya que es un factor fundamental en el éxito de la dieta.

Es importante evitar las cocciones con abundante aceite o salsas grasas pudiendo optar por la justa porción de aceite de oliva virgen y por el sabor que aportan el ajo y el perejil.

Comparte este artículo!