Dieta Astringente (Dieta para la Gastritis)

La gastritis es una inflamación del revestimiento de mucosa del estómago que puede ser muy molesto por los síntomas que conlleva y que suelen ser: acidez de estómago, eructos, hemorragia abdominal, náuseas, vómitos, etc.

Para prevenir la gastritis o aliviar sus síntomas cuando se padece, es importante llevar una alimentación adecuada. Una dieta que evite las comidas pesadas y que potencie las comidas poco intensas y de consistencia blanda para que poco a poco vayan creando la capa de mucosa que protege el estómago.

En la dieta para la gastritis es importante prescindir de comidas pesadas que contengan demasiados condimentos y grasas animales que suelen ser la causa de las digestiones difíciles y de la aparición de la gastritis. Además, se aconseja evitar el alcohol, el café y el tabaco así como los grandes atracones de comida justo antes de ir a dormir.

Por otro lado, se aconseja que las comidas que se hacen a lo largo del día sean poco abundantes y frecuentes intentando respetar la media de 5-6 comidas diarias. Los alimentos deberían de ser de consistencia blanda como: las manzanas, el arroz y los plátanos puesto que no rasgan tanto al pared intestinal y van creando una película que protege la mucosa intestinal.

A continuación les presentamos un ejemplo de dieta para la gastritis que dura una semana.

Procedimiento:

Día 1:
Para desayunar:

  • 1 vaso de leche semidesnatada
  • Tostadas de pan con queso fresco

Para comer a media mañana:

  • 1 pera

Para comer:

  • Sopa de verdura
  • Filetes de ternera con champiñones
  • 1 plátano

Para merendar:

  • Cuajada con miel

Para cenar:

  • Judías verdes rehogadas
  • Pastel de jamón cocido y queso
  • 1 melocotón en almíbar

Día 2:
Para desayunar:

  • 1 yogur natural
  • Cereales de desayuno

Para comer a meda mañana:

  • 1 zumo de frutas

Para comer:

  • Puré de lentejas
  • Gallo al horno con ensalada
  • 1 pera

Para merendar:

  • 1 bocadillo pequeño de jamón cocido

Para cenar:

  • Espárragos a la plancha
  • Revuelto de gambas
  • 1 yogur de frutas

Día 3:
Para desayunar:

  • 1 vaso de leche semidesnatada
  • Galletas de desayuno

Para comer a media mañana:

  • 1 manzana

Para comer:

  • Guisantes con jamón
  • Canelones de bonito (sin tomate)
  • 1 piña en almíbar

Para merendar:

  • Yogur natural con cereales

Para cenar:

  • Crema de champiñones
  • Lubina (pescado blanco) al horno con cogollos
  • 1 cuajada

Día 4:
Para desayunar:

  • 1 vaso de leche semidesnatada
  • Pan con aceite de oliva y ajo


Para comer a media mañana:

  • 1 zumo de frutas

Para comer:

  • Coliflor rehogada
  • Lomo a la naranja
  • 1 yogur natural

Para merendar:

  • Macedonia de frutas

Para cenar:

  • Puré de calabacín
  • Sardinas a la plancha
  • 1 pera asada

Día 5:
Para desayunar:

  • 1 vaso de leche semidesnatada
  • Galletas con mermelada

Para comer a media mañana:

  • 1 kiwi

Para comer:

  • Paella de verduras y pollo
  • Ensalada mixta
  • Requesón con miel

Para merendar:

  • 1 yogur natural con frutos secos sin tostar

Para cenar:

  • Puré de zanahoria y cebolla
  • Croquetas de pescado con maíz dulce y tomate natural
  • 1 manzana

Día 6:
Para desayunar:

  • 1 yogur natural
  • Cereales de desayuno

Para tomar a media mañana:

  • 1 zumo de naranja natural

Para comer:

  • Cocido completo
  • 1 poleo-menta

Para merendar:

  • 1 cuajada con miel

Para cenar:

  • Sopa de ajo
  • Pez espada con puré de manzana
  • 1 yogur natural

Día 7:
Para desayunar:

  • 1 vaso de leche semidesnatada
  • 1 trozo de bizcocho de zanahoria

Para comer a media mañana:

  • 1 kiwi

Para comer:

  • Ensalada de pasta
  • Albóndigas vegetales
  • 1 pera

Para merendar:

  • 1 mouse de yogur

Para cenar:

  • Tortilla de patatas
  • Ensalada de canónigos y tomates “Sherry” (si no producen molestias)
  • 1 flan casero

Comparte este artículo!