La saga James Bond (1) – 007 contra el Dr. No

REPARTO
James Bond SEAN CONNERY
Honey Hunter URSULA ANDRESS
Dr. No JOSEPH WISEMAN
Felix Leiter JACK LORD
M BERNARD LEE
Prof. Dent ANTHONY DAWSON
Quarrel JOHN KITZMILLER
Miss Taro ZENA MARSHALL
Sylvia EUNICE GAYSON
Miss Moneypenny LOIS MAXWELL

SINOPSIS
El agente 007 lucha contra el misterioso Dr. No, un genio científico empeñado en destruir el programa espacial de EEUU.

La cuenta atrás para el mayor desastre mundial ha comenzado, y Bond debe viajar a Jamaica donde se encuentra con la atractiva Honey Ryder.

Juntos se enfrentarán al megalomaníaco villano en su impenetrable cuartel general situado en la isla de Crab Key. La aventura y la acción no han hecho más que empezar.

NACIMIENTO DEL PERSONAJE
El escritor británico Ian Fleming (Londres, 28 de mayo de 1908 – Canterbury, 12 de agosto de 1964) publicó en 1954 la primera novela que puso en escena a James Bond (Casino Royale), gracias a su trabajo como asistente en los servicios secretos que le envolvieron en el ambiente que se respira en sus novelas de espionaje.

Escribió un total de doce novelas y nueve cuentos del agente 007, aunque existe la discusión sobre la última de ellas, “El hombre de la pistola de oro”, acerca de que no fue él quien la acabó pues se encontraba escribiéndola cuando falleció (se dice que el escritor Kingsley Amis lo hizo).

Aunque el agente secreto inmortal de Ian Fleming fue una creación literaria enormemente popular, sin embargo los dos productores visionarios Broccoli y Saltzman tuvieron que esforzar su imaginación y ser bastante persistentes para llegar a darse cuenta de todo el potencial cinematográfico de este personaje y poder construir la saga de mayor éxito que jamás haya surgido en la historia del cine.

En la primavera de 1961, Saltzman optó por las historias de Bond creadas por Fleming, pero poco después él, junto con Broccoli decidieron crear Eon Productions con el fin de llevar al agente 007 a la gran pantalla.

Varios estudios rechazaron la idea de rodar esta película de James Bond, calificando tanto al personaje como a la historia de ser “demasiado británicos” y de ofrecer “demasiado sexo descaradamente”. Pero finalmente, el 20 de junio de 1961, United Artist aceptó el rodaje de la película por la modesta cifra de un millón de dólares.

Terence Young fue el director escogido para llevar a cabo Agente 007 contra el Dr. No, y contribuyó a la elegancia y al apuesto estilo que Bond consiguió llevar a la pantalla.

LA BÚSQUEDA DE BOND … JAMES BOND
Cuando los productores Albert R. “Cubby” Broccoli y Harry Saltzman aunaron sus fuerzas para llevar a la gran pantalla de modo extraordinario al famoso superagente creado por Ian Fleming, ambos se enfrentaron a un reto capaz de intimidar a cualquiera: ¿quién encarnaría a James Bond?. Después de todo, millones de lectores en todo el mundo ya tenían su propia idea hecha sobre la elegancia y sofisticación a la hora de comportarse el Agente 007, al igual que sobre su gran atractivo, su provocador aspecto físico y su fuerza increíble. ¿Qué actor podría reunir todas las cualidades de Bond?.

Broccoli y Saltzman pensaron en varios actores británicos para este papel. Roger Moore (El Santo), quien actuaría en el papel de Bond diez años más tarde, fue uno de los primeros candidatos pero en la época del rodaje del Dr. No, Broccoli consideró que Roger era demasiado joven para este papel. Michael Redgrave (The Lady vanishes) estuvo también en la lista, al igual que también lo estuvo Patrick McGoohan (Braveheart), quien encontraría el éxito más tarde con “The prisioner”.

Broccoli incluso pensó en el que ha sido considerado un símbolo de la gran pantalla, Cary Grant (Con la muerte en los talones), el cual desestimó la ofrenda al querer rodar únicamente una sola película y no más. Fue entonces cuando se acordaron de un joven y atractivo actor escocés a quién había conocido un año antes por medio de la actriz Lana Turner.

El productor examinó una de sus películas: “Darby O’Gell & The Little People” (1959) y quedó inmediatamente impresionado.

Cuando Broccoli le pidió opinión a su esposa Dana, ella le respondió sin dudar: “Ese es nuestro Bond”. Saltzman estuvo de acuerdo con él más tarde, y cuando se aproximó el rodaje de la primera película de James Bond, los productores hicieron todos los preparativos necesarios para contratar al joven y prometedor actor, su nombre era ConnerySean Connery.

Broccoli y Saltzman habían encontrado a un fuerte candidato para el papel de James Bond, pero la educación de Connery no tenía nada que ver con la de un sofisticado agente secreto de la alta sociedad. Connery nació en Edimburgo (Escocia), y era hijo de un camionero. Salió del colegio a la edad de 15 años para alistarse en la Marina Británica; más tarde aceptó los empleos de socorrista, albañil y encerador de ataúdes. Antes de comenzar a actuar en películas como Hell Drivers (1957) y La gran aventura de Tarzán (1959), llegó a ser campeón de culturismo, representando a Escocia en el Campeonato Míster Universo en 1950.

Aunque es difícil imaginarse al Agente 007 como miembro de la clase trabajadora, sin embargo fue la robustez de Connery lo que en realidad le hizo ganarse el papel. Los productores quedaron inmediatamente cautivados después de la primera reunión con él. Broccoli admiraba especialmente su “correcta insinuación de amenaza que se escondía detrás de su dura sonrisa y ese acento escocés apenas perceptible”.

Broccoli y Saltzman, confiando en sus propios instintos sobre los requisitos que podían solicitar los directivos de los estudios cinematográficos de Nueva York, ofrecieron a Connery un contrato de producción múltiple que además le permitía la libertad de conseguir proyectos fuera de la saga Bond: Connery no ocultó su entusiasmo ante esta oferta: “Fue como preguntarle a un niño, loco por los coches si le gustaría recibir de regalo un Jaguar. Cuando la oportunidad de actuar en el papel de Bond surgió, casi no pude dormir durante días”.

Obviamente el público estuvo totalmente de acuerdo con la elección, ya que Dr. No se convirtió en un éxito de taquilla en todos los países del mundo, y en respuesta a ese magnetismo personal, encanto picaresco y fuerza brutal propia de Connery, surgió una oleada mundial de “Bondmanía” que todavía perdura. Connery siguió representando a éste personaje en 6 ocasiones más durante 21 años y, aunque los otros actores ya hayan dejado sus huellas en este papel, él siempre será el modelo de referencia en el que se medirán los otros Bond.

LA “ORIGINAL” CHICA BOND
Una de las marcas de identidad de la saga Bond son sus bellas y fascinantes mujeres, una tradición que comenzó con la inolvidable salida del agua que Honey Ryder en Dr. No. Al igual que Connery, quien dejó una huella imborrable en el papel de Bond, Ursula Andress también será siempre recordada como una de las “chicas Bond” más exquisitas y encantadoras de la saga.

Andress, una modelo y atractiva sueca llamó la atención de Broccoli cuando descubrió su fotografía entre cientos de fotografías publicitarias de diferentes actrices que él mismo tenía en su oficina. Irónicamente Ursula aparecía en esta foto saliendo del agua casi como en la escena en la que hace su primera aparición en la película.

Broccoli, contando únicamente con la fotografía de Andress como orientación, le dijo a Saltzman “bien, ésta es la chica, Harry”. Dos semanas antes del comienzo del rodaje, Broccoli contrata a Ursula y prepara el rodaje en Jamaica.

El marido de Andress, el famoso fotógrafo John Derek cuyas dos siguientes esposas también se convertirían en estrellas de la pantalla (Linda Evans y Bo Derek), le aconsejó que aceptase sin dudar el papel.

En el papel de Honey Ryder, Andress muestra su escultural figura en un conjunto de baño de dos piezas y consigue que la venta de bikinis se dispare cuando se estrena la película.

EL EXPEDIENTE DEL DR. NO
Una vez decidido el actor principal, se buscó a un intérprete capaz de encarnar con propiedad al malo de la historia, el siniestro Doctor No. Fleming propuso a su amigo Noel Coward y cuentan que, cuando al actor ocasional le ofrecieron el papel, éste respondió rápida y contundentemente en un telegrama: “Querido Ian, la respuesta a Doctor No es ¡no!, ¡no!, ¡no!“.

Se necesitaba a alguien que pudiera aterrar con su sola presencia.

Recordemos que el personaje debía medir más de dos metros, ser oriental y utilizar dos enormes garfios por manos; por tanto, la elección eliminaba a muchos posibles aspirantes.

Tanto es así que el primer esbirro de ESPECTRA estuvo a punto de no tener apariencia humana, ya que se pensó en que lo encarnase un mono amaestrado, pero al final los productores decidieron confiar el papel al veterano Joseph Wiseman, un sobrio actor secundario de rostro siniestro y voz de ultratumba.

El Dr. Julius No es un brillante científico con un implícito complejo de Napoleón, quien se describe como “hijo no deseado de un misionero alemán y una china joven de buena familia”. Más tarde, se convertiría en tesorero de la sociedad criminal más poderosa en China, para escapar a Estados Unidos con 10 millones de $ en lingotes de oro. Se especializó en la radiación, lo que le costó las dos manos, las cuales fueron sustituidas por dos manos biónicas de metal poseedoras de una gran fuerza pero muy escasas en destreza manual, lo que ayudará a su aniquilación.

El Dr. No ofreció sus conocimientos y experiencia a los estadounidenses y a los soviéticos, pero fue rechazado por ambos bandos. Para conseguir su venganza, se unió a la organización criminal ESPECTRA y se trasladó a la isla de Crab Key en Jamaica.

Para ayudarle en sus maquiavélicos planes de destrucción parte con la ayuda de “Los tres ratones ciegos“, tres hombres de color que se hacen pasar por ciegos pero que su verdadera ocupación es asesinar a todo el que se cruze en el camino de su jefe.

LOCALIZACIONES DEL RODAJE
Con un menguado presupuesto de un millón de dólares, los productores hicieron auténticos prodigios para que su obra pareciese más costosa. Todos los interiores se filmaron en los Estudios Pinewood de Londres, mientras que los exteriores se filmaron en los lugares más exóticos de Jamaica, donde Fleming tenía por entonces fijada su segunda residencia, lo que facilitó mucho las cosas, puesto que el autor conocía perfectamente la isla y tenía listas todas las localizaciones posibles para la cinta:

* La Playa de Laughing Water,

* El pantano de Falmouth, y

* El aeropuerto de Kingston.

El fastuoso laboratorio submarino del siniestro villano ocupaba un plató de más de 5.000 metros: fue construido intentando dar visos científicos y realistas a unos aparatos e instalaciones de los que bien poco se sabía en aquella época, alquilando algunos cuadros de mandos y paneles a empresas británicas de investigación por valor de 275.000 dólares. Trabajar en él era tan complicado y peligroso que hubo que contratar a un grupo especial de técnicos de laboratorio muy experimentados para que supervisaran las secuencias.

Aunque los productores se excedieron bastante de lo presupuestado (100.000 dólares, que entonces era una cifra alarmante), el rodaje transcurrió sin muchos incidentes.

BANDA SONORA
La música corre a cargo de Monty Norman, la cual en su mayoría tiene canciones de estilo jamaicano acorde al lugar en donde se desarrolla la película. Las piezas instrumentales de la pèlicula corren a cargo de John Barry que aparece como no acreditado en la película.

El tema principal de la película es “James Bond Theme” cuya autoría legal la posee Monty Norman. De este tema existen dos variaciones, la original compuesta por Monty Norman y la segunda con diferentes arreglos y una instrumentalización más rápida hecha por John Barry. Esta segunda versión será la utilizada en todas las películas posteriores de la saga.

CURIOSIDADES
* El rodaje de Agente 007 contra el Dr. No comenzó el 16 de enero de 1962 en Jamaica y continuó en los Estudios de Pinewood (Inglaterra) durante un total de 58 días. En la actualidad, Pinewood sigue siendo la base de los estudios donde se realiza el rodaje de todas las películas de la saga Bond.

* La película está basada en el sexto libro que publicó Ian Fleming sobre el agente James Bond, y a pesar de que se estuvo estudiando la posibilidad de comenzar la saga según el orden de las publicaciones de Fleming con Casino Royale, finalmente se descartó y se decantaron por una historia más “redonda”.

* El director Terence Young, que ya había trabajado con Connery en una de sus primeras películas (Action of the tiger – 1957), llevó al actor a su sastre particular y le vistió con trajes elegantes, camisas de sport, americanas de vestir, y corbatas de última moda. Y en su intento por conseguir que el actor se sintiese más cómodo con los trajes de Bond, hechos a medida, le pidió que durmiese con un traje de lujo, incluyendo la camisa y la corbata, diseñados por Saville Row.

* El amenazador Dragon Tank que aparece en la película en realidad no es más que un cochecito de bebés lleno de agua, que está cubierto por una serie de placas de metal. Situándolo en una rampa bajo el agua, diseñada por el director artístico Syd Cain se movía por todo el estanque de agua.

* Quarrel (John Kitzmiller) muere por culpa del Dragon Tank mientras ayuda a Bond en Jamaica, pero su hijo Quarrel Jr. (Roy Stewart) hace su aparición en la pantalla 11 años más tarde en Vive y deja morir (1973).

* El cuadro en el que se fija Bond en la guarida del Dr. No corresponde al Duque de Wellington, de Goya. Ese cuadro fue elegido por los realizadores porque en aquellos momentos en la vida real había atraído toda la atención internacional al ser robado de un museo poco antes de que comenzase el rodaje de la película.

* En 1962, Ian Fleming sugirió a su primo, el actor Christopher Lee, para interpretar el papel del Dr. No, el cual recayó finalmente en el canadiense Joseph Wiseman.

* El actor del “gunbarrel” (famosa escena inicial del cañón de la pistola) no es Sean Connery, sino el especialista Bob Simmons. Connery no rodó él mismo esta secuencia hasta Operación Trueno (1965).

*Maurice Binder fue quien diseñó el “gunbarrel” en el último minuto, apuntando con la cámara a través de un cañón de pistola real.

* Sean Connery sufre aracnofobia, así que la escena de la araña se hizo en un principio con un cristal en medio. Pero como se notaba demasiado, se le tuvo que sustituir por un especialista.

* El actor Joseph Wiseman (Dr. Julius No) se entregó de tal manera a su personaje que llegó a pasar varios días en un hospital rodeado de pacientes con prótesis con el fin de acostumbrarse a utilizar las manos metálicas que iba a llevar en la película.

* La sucursal de United Artists en Japón interpretó el título como “¿Dr.? ¡No!”, y diseñaron unos posters con el título: “No queremos un doctor”. El error se detectó en el último momento.

* Todas las voces femeninas (incluyendo la de Ursula Andress) que se escuchan en el film (en la versión original), a excepción de Lois Maxwell que interpreta a Moneypenny, fueron dobladas por la misma actriz (Nikki van der Zyl). Esto no fue un caso extraordinario sino que fue así en muchas otras películas de la saga, lo que la llevó a denominarse como “la Voz de las chicas Bond”.

Autor: epeig
Título: La saga James Bond (1) – 007 contra el Dr. No
Fecha publicación:
Fecha actualización:
Categoría: Cine, Ocio
Etiquetas: