Cabello liso

Para conseguir un alisado perfecto es suficiente con aplicar una buena cantidad de espuma sobre el cabello húmedo después del lavado y peinarlo con un peine de púas gruesas y dejarlo secar. Cuando la espuma se seca conserva la forma que se le ha dado con el peine.

Comparte este artículo!